• 922 662 051
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
      ¿Olvidó sus datos?  
8 preguntas que tienes que tener preparadas si vas a hacer una entrevista de trabajo

Cuando una empresa tiene una vacante y abre un proceso de selección para cubrirla la realidad es que es imprescindible acertar, ya que en muchas ocasiones un error puede suponer una penalización importante en productividad durante los siguientes meses. Esto es especialmente importante en las micropymes, ya que tienen menos empleados. Por eso vamos a ver x preguntas que tienes que tener preparadas si vas a hacer una entrevista de trabajo.

Y esto vale tanto para el candidato, que tiene que tener preparadas las respuestas, como para el reclutador, que es el que debe evaluar la impresión que ofrece el solicitante, más allá de la información que ha reflejado en su curriculum. Porque la mayoría de los datos de formación o experiencia ya estarán detallados, la entrevista personal tiene que ir hacia otro lado.

  1. 1. Háblanos un poco de ti.

Se trata de saber un poco más del candidato. Ojo, no debemos preguntar aspectos personales del tipo si está casado o no, si tiene hijos ya que podría resultar discriminatorias. Interesa conocer el arraigo que tiene en la ciudad donde está nuestra empresa y hablar un poco de cómo hemos acabado en determinado sector o experiencias personales o de nuestra personalidad.

Nadie quiere contratar a alguien que está de paso o invertir en la formación de una persona que al cabo de dos semanas puede estar en otra ciudad u otro país. Es una oportunidad para ver si el candidato puede responder de forma concreta o acaba yéndose por las ramas.

  1. 2. ¿Cuál es tu perspectiva de futuro?

Se trata de intentar evaluar qué planes de vida tiene el empleado que vamos a contratar. Puede ser una pregunta trivial si es un contrato temporal de verano, pero muy importante si lo que vamos a cubrir es un puesto estructural en nuestra organización. Un solicitante que quiere establecerse en una empresa para algo más que un par de meses o que espera hacer en los próximos cinco años.

  1. 3. ¿Qué te interesa de la oferta de trabajo?

Hay muchas cuestiones que son interesantes en esta pregunta. Candidatos que solo les interesa el salario, otros que lo que buscan es estabilidad y la posibilidad de tener un contrato indefinido o algunos más preocupados por poder desarrollar un plan de carrera y ganar experiencia profesional. También como se valoran cuestiones como horarios, facilidad de conciliar o predisposición a viajar.

La entrevista debería desarrollarse en una ambiente distendido donde el candidato se sienta cómodo y pierda los nervios

De esta manera podemos ver si el candidato quiere asentarse en una empresa o más bien utilizarla de trampolín para una mejora a corto o medio plazo. En este sentido tenemos que ver si nuestra empresa ofrece la oportunidad de ascender, cambiar de departamento o mejorar de posición a medio plazo.

  1. 4. ¿Cuáles son tus fortalezas como candidato?

Esta pregunta es fundamental para tener claro como se ve el propio candidato. Todos tenemos puntos fuertes, pero en muchos casos algunos ni siquiera saben reconocerlos. Se trata de que el entrevistado sepa venderse como trabajador, como miembro de un equipo de trabajo en el que pueda encajar desde el primer día.

  1. 5. ¿Qué aspectos crees que deberías mejorar?

Es una pregunta relacionada con la anterior. Todos los candidatos saben que también aspectos por mejorar. En algunas ocasiones estos puntos débiles los descartarán, en otros carecen de importancia para el sector en el que se mueve la empresa en concreto.

No se trata solo de evaluar algún aspecto negativo, sino también la predisposición del candidato para mejorarlo. Es a la vez una pregunta en la que mostrar nuestra capacidad para reciclarnos profesionalmente de forma continua.

  1. 6. ¿Qué puedes aportar a nuestra empresa?

En este sentido no se trata tanto de ver nuestras habilidades, sino más bien de intentar demostrar como la experiencia en otros trabajos nos hacen apto para el puesto vacante. Pero también es una cuestión de actitud, de ganas de aportar a un proyecto o al crecimiento de una empresa.

  1. 7. ¿Por qué dejaste tu último empleo o quieres dejarlo?

Esta es una cuestión peliaguda. Dentro del repaso del curriculum del candidato se puede repetir en diferentes ocasiones. Alguna respuesta es muy fácil, contratos temporales, fin de obra, se acabó el proyecto, hicieron un ERE, etc. Hay que ver también cómo habla de la experiencia en dichas empresas, la relación con el resto de compañeros, etc.

No es buena señal cuando un candidato habla mal de otras empresas en las que ha trabajado

Lo que es una mala señal para la empresa o el candidato nunca debería hacer es hablar mal de sus anteriores jefes, mal ambiente de trabajo, o problemas con otros compañeros. Son cuestiones que nunca favorecen, menos si conocen a la empresa de la que se está hablando o sus responsables.

  1. 8. ¿Cuánto quieres cobrar?

Es una pregunta sencilla pero que a muchos candidatos les cuesta responder. Ambas partes tienen que tener claro los sueldos medios del sector, que es lo que marca el convenio, etc. También un sueldo que nos interesa y otro con el que nos conformaríamos.

Es el momento de que la empresa hable también de ventajas sociales, retribuciones no dinerarias o en especie y establecer un posible plan de revisiones del salario en función de la adaptación del candidato a la empresa.

Fuentes: pymesyautonomos

Top

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.